jueves, 5 de enero de 2012

En la mañana tus labios se parecen a la palabra labios. Por la noche se parecen a la palabra luna. A veces están hechos de silencio.
Un silencio que es como la desnudez de tus manos. Y nos convierte en estelas sobre el mar que se alejan.
Las palabras componen versos asonantes en mi boca. Y somos un poema en prosa compuesto por labios que no besan, que no hablan, que no se encuentran.
Silencio de nuevo en mis ojos. Silencio de nuevo en tus labios. Finalmente un cuerpo, tu cuerpo, que se parece a la palabra labios, a la palabra luna, a la palabra verano.
Verano. Luz y nubes, besos y sonrisas. Viajamos por el poema hecho de cielos desnudos.
Nuestros labios como espadas se encuentran al fin como versos libres. Encuentro en el vacío de dos cuerpos.
La lucha intergaláctica en búsqueda de los otros universos. Donde los labios son labios que besan
.

miércoles, 4 de enero de 2012

domingo, 1 de enero de 2012

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Sublimación

El fenómeno de la evaporación no es
privativo de los líquidos y
se presenta también en los sólidos en escala muy reducida.

Existen sustacias como el oido el arsénico o la naftalina
que emiten grandes cantidades de vapor
pasando de estado sólido a gaseoso sin pasar por el estado líquido.

Este fenómeno recibe el nombre de subñlimación.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Bajo el manzano
una mariposa revolotea.
Rumor del río al fondo.
La cigarra ha cesado su canto.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

I.
nadie puede ser tan elemental como tú
te despiertas y ya crees que tus pasos eran los pasos de la lluvia
paseas por bosques quemados
y sigues aguardando el silencio del muerto
o el grito del recien nacido

II.
días festivos de cine y baños de sol
no importa si nunca volveremos allí pero estamos en shorts nuevos totalmente cómodos
fuera de la grata tibiez del desastre


III.
pasamos bien estos días de invierno porque te acuestas a mi lado
y amo el mundo.

martes, 20 de septiembre de 2011

hablo el idioma de los versos y por eso subo a las azoteas vacías


y busco en los alambres de tender palabras que se secan al sol mecidas por una brisa


y en la alacena cuento las cerezas que todavía no te has comido


y recorro parques en mañanas de domingo con estatuas mudas


tú duermes bajo tu sombrero de paja con tus pantalones verdes y tus tirantes de colores


yo espero que despiertes para andar al sol de mediodia sin prisa


hasta el autobus que nos recoja y nos lleve al trabajo tras el almuerzo


espero que de repente los pasajeros empiecen a hacer el amor


porque el mundo se está acabando


espero que tú escuches mis palabras y no huyas por miedo a convertirte en piel roja


ya sabemos que sitting bull no murió en el campo de batalla


que peter pan sigue volando entre cielos y universos


que mary poppins nunca volvió ser la misma tras verse en televisión en tardes de domingo


que el ddt fue una gran idea poética


que la misma mosca que te molestaba en Barcelona te seguía hasta Tanger


que en los rincones solo había telarañas tejidas de sueños sin realizar


de mentiras sin decir y de palabras en espera


que los niños cogieron sus triciclos al atardecer y no vovieron


que el poeta en nueva york era de granada y todavía lo están buscando en una cuneta.






domingo, 10 de julio de 2011

sábado, 9 de julio de 2011

Festival Vociferio. Pieles Rojas


video


Antonio L. Villarán/Fernando Bazán en la Sala del Carmen.

domingo, 3 de abril de 2011


Yo paso entre las letras y esquivo las comas y los puntos para encontrar el sitio adecuado del descanso. Tu párpado. Mis labios. El verso incompleto en invierno. La ceniza habita el alma de las tardes.

jueves, 6 de enero de 2011

Mallory e Irvine escalan el Everest

George dio la cámara a Andrew que tomó la última fotografía y la guardó en su bolsillo. Mallory posó con suavidad la foto de Ruth en la cima como testimonio de su amor y prueba de su hazaña. Irvine y él comenzaron a bajar cuando atardecía. Avanzaban lentamente. Su triunfo y la luz del sol cegaron sus pasos. La tienda quedó vacía para siempre.


miércoles, 24 de noviembre de 2010

PARA ELLA

Esta mañana te has levantado y has notado que tus pies no encontraban tierra firme.

Has sentido el vacío entre tus dedos y has buscado el equilibrio imposible de tu cuerpo.

Has creído en ese instante que la sensación de abismo se apropiaba de todos tus rincones y que tu alma se ensombrecía por nubes de tormenta.

La lluvia ha inundado tus ojos de tristeza.

Sin embargo debo decirte varias cosas:

Desde el principio de tus días fuiste un alma que amaba la libertad
que quería volar sola sin manuales de vuelo ni instrucciones de emergencia.

Buscabas en los escondites de las casas los secretos de la vida con la intensidad propia de una aviadora que surca los cielos desnudos para cruzar océanos de obviedades.

No has cejado nunca de caminar por el hilo de la existencia como la equilibrista Elvira Madigan, hermosa y joven, que escapaba con su amante y moría por amor junto a él en su vano intento de ser libre.

Tú eres como ella: hermosa y aventurera.

Como una trapecista que afronta los peligros sin miedo a pesar de la ausencia de red bajo sus atrevidas acrobacias.

O como una nube que un día claro de invierno se muestra nítida a aquellos que elevan su mirada hacia el cielo.

sábado, 23 de octubre de 2010